martes, julio 13

El consenso público



¿No es más bella la vida de mi corazón
desde que amo? ¿Por qué me distinguíais más
cuando yo era más arrogante y arisco,
más locuaz y más vacío?

¡Ah! La muchedumbre prefiere lo que se cotiza,
las almas serviles sólo respetan lo violento.
Únicamente creen en lo divino
aquellos que también lo son.

-Texto, Friedrich Hölderlin // Imagen, Vladimir Clavijo-

2 comentarios:

  1. Qué lindas palabras. Actualidad total. Aunque detesto las generalizaciones, la gente (la muchedumbre) ve solo lo que no exige más allá de la vista y el oído. Seguramente tomaré prestado de tu blog este poema alguna vez...

    ResponderEliminar
  2. Cuánto y con cuánta intensidad adhiero a tus palabras, Felis! Anestesiados, "muertos sin sepultura", incapaces de Creer sin ver, incapaces de Verse y Ver al Otro... "...Para ser yo / he de Ser otro / Salir de ´mí / buscarme entre los otros / los otros que no Son si yo no existo / los otros que me dan plena Existencia...", dijo el poeta mexicano... Así Sea.
    Gracias, Infinitas y reiteradas, por tu Contemporaneidad cierta! Un Beso!

    ResponderEliminar

Por la travesía, Gracias...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...