lunes, mayo 31

A unas muchachas que hacen eso en lo oscuro



Bésense en la boca, lésbicas
baudelerianas, árdanse, aliméntense
o no por el tacto rubio de los pelos, largo
a largo el hueso gozoso, vívanse
la una a la otra en la sábana
perversa,
y
áureas y serpientes ríanse
del vicio en el
encantamiento flexible, total
está lloviendo peste por todas partes de una costa
a otra de la Especie, torrencial
el semen ciego en su granizo mortuorio
del Este lúgubre
al Oeste, a juzgar
por el sonido y la furia del
espectáculo.
Así,
equívocas doncellas, húndanse, acéitense
locas de alto a bajo, jueguen
a eso, ábranse al abismo, ciérrense
como dos grandes orquídeas, diástole y sístole
de un mismo espejo.
De ustedes
se dirá que amaron la trizadura.
Nadie va a hablar de belleza.

-Texto, Gonzalo Rojas // Imagen, Gustave Courbet-

2 comentarios:

  1. Siempre que veo a dos mujeres besandose en público me detengo a admirar tan esplendido espectáculo de lujuria incuestionable, es para mi uno de los paisajes más hermosos que pueden hacer los seres humanos...

    Como siempre, es un placer leerte Daniela

    un abrazo grande desde Chile =D

    ResponderEliminar
  2. Coincido, Juan pablo, en tu lectura acerca del erotismo que el cuerpo femenino connota... Y celebro que tu placer en la lecturas se renueve y se pronuncie... Mis Gracias, nuevamente y mis besos desde Argentina!

    ResponderEliminar

Por la travesía, Gracias...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...